Ver nuestras mejoras , es creer en ellas.

Hay muchas posibilidades de que por muy bien que vaya vuestro entrenamiento, queráis mejorar todo lo bueno del gimnasio, y evitar lo malo del síndrome de las prisas que no llevan a ninguna parte.

Si sois unos pensadores, y creo que lo sois, siempre estaréis buscando una ventaja, algo que os ayude a cumplir el trato que habéis hecho con vosotros mismos para alcanzar el éxito como un culturista completo. Aunque estáis a favor de probar diferentes entrenamientos, sabéis que existen caminos para ganar músculo que todavía tenéis que explorar. El problema es ¿cómo podéis descubrirlos? Existe una probabilidad de que estéis frustrados, pero, por fortuna, existe una gran probabilidad de que en eso podamos ayudaros.

Prestad atención, y no os burléis de lo que sigue, porque el valor del crecimiento extra realizado por aquellos que dominan la técnica que os voy a proponer es un hecho científico. No se trata de una nueva pieza de equipamiento, ni es un suplemento mágico que promete “resultados garantizados” en vuestra rutina de entrenamiento. Esta poderosa herramienta de entrenamiento está dentro de vosotros. Y ¿sabéis qué es? Se trata de vuestra imaginación. Ahora, antes de que paséis la página enfadados, escuchadme. No os engañéis por la simplicidad de usar vuestra imaginación para ayudaros a mejorar vuestro crecimiento. La idea no es tan loca como pueda sonar. Utilizar el poder de la mente primero para visualizar y luego para conseguirlo no es nada nuevo. Se ha venido practicando como medio de auto mejora durante siglos y funciona. Muchos grandes culturistas conocen los efectos positivos de imaginarse constantemente poseyendo el físico de sus sueños y al final han tenido la grata experiencia de contemplar su sueño reflejado en el espejo. Esta herramienta no está confinada exclusivamente al culturismo. La ciencia conoce hace mucho tiempo el efecto de usar la imaginación para conseguir cambios positivos en el cuerpo. Se suele llamar imaginería visual, o visualización creativa. En círculos profesionales lo llaman auto-hipnosis estratégica. El hecho es que el reforzamiento positivo a través de la imaginaria es la base de prácticamente cada cinta de motivación y auto-superación que podáis encontrar.
Muchos científicos piensan que existe mucho más de lo que actualmente sabemos acerca de la conexión entre visualización y sus efectos positivos sobre el cuerpo. Sin embargo, dicho esto, existe un gran cúmulo de evidencias que podéis contar con mayores garantías de éxito general en vuestro entrenamiento si practicáis seriamente los siguientes preceptos:

– Empezad estableciendo claramente vuestros objetivos culturistas. Puede que debáis anotarlos. El acto físico de escribirlos a menudo resuena en el nivel del subconsciente en el lado derecho del cerebro, responsable de la creatividad y de la imaginación.

– Construid una imagen de claridad mental del buen aspecto que alcanzaréis cuando logréis vuestros objetivos. Simplemente no os limitéis a veros como os gustaría veros en un futuro. Imaginaos que sois todo eso que queréis ser ahora mismo. Lo creáis o no, imaginar que ya tenéis unos bíceps asombrosos, deltoides anchos, dorsales abombados, abdominales recortados y muslos con curva externa puede tener una gran influencia en lo rápidamente que esas partes corporales se convierten en realidad.

– Aseguraos de llevar esa nueva imagen física mejorada a vuestra mente con frecuencia durante el día. Al hacerlo así se agudizará vuestra percepción y mejorará vuestra respuesta a lo que necesitáis hacer para alcanzar el éxito.

Reforzad vuestro diálogo interno (lo que os decís constantemente). Usad afirmaciones positivas que complementen la imagen mental que tenéis de vosotros mismos poseyendo un físico fantástico y repetidlas a menudo. Mayor prueba del poder que tiene la mente sobre el cuerpo es ese hábito por muy trasnochado que pueda parecer, de susurrarse frases de motivación como “Puedo y lo conseguiré” y “Cada día y en todos los aspectos estoy mejorando y mejorando”, que con el tiempo pueden en realidad ayudar a transformar a los perdedores en ganadores.

Podéis estar seguros de que los mismos principios también pueden funcionar cuando se aplican al reforzamiento positivo para avivar el crecimiento muscular. No hay nada nuevo, extraño o inusual acerca de la visualización creativa. De hecho ya la estáis utilizando cada día y cada minuto. Es vuestra fuerza natural de imaginación, la energía creativa básica del universo que usamos constantemente, tanto si sois conscientes o no de ello”.
En resumen, ¿cuánto músculo sin descubrir tenéis oculto simplemente esperando la tentación para salir a flote? No temáis dar el paso adelante y empujar vuestra imaginación tan lejos como pueda llegar. Con el tiempo, vuestra mente fortalecerá gradualmente la capacidad de vuestro cuerpo para alcanzar su máximo potencial.

“La visualización creativa es la técnica de usar vuestra imaginación para crear lo que queréis en la vida.”

Imagen

Contacto: sborraspersonaltrainer@hotmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s