La importáncia de un entrenamiento psicológico para ayudar a recuperarse de una lesión

Esta semana, quiero mencionar una parte muy importante en la que todos, alguna vez en nustras vidas, nos veremos afectados. Todos, alguna vez, podemos sufrir algun tipo de lesión que nos puede impedir el entrenar, lo que nos obligará a descansar durante el tiempo necesario para recuperarnos al 100%, pero ésta fase, no siempre es fácil de asumir, ya que el ansia por entrenar, nos puede en la mayoria de las ocasiones.  Hoy, os quiero explicar un poco como debéis tomaros el descanso en vustra actividad física a través de una reciente experiéncia vivida por mi por una alumna.

El ejercicio físico y el deporte son saludables, pero claro, toda actividad conlleva un riesgo de lesión. Antes o después, un deportista profesional o aficionado terminará sufriendo algún tipo de lesión. Además de la recuperación física, es necesario un entrenamiento psicológico para ayudar a recuperarse de la lesión.

Además del daño físico y de los problemas (mayores o menores) para la recuperación, puede aparecer inseguridad, miedo, pérdida del hábito de ejercicio, o ansiedad y frustración por no poder practicarlo. Un adecuado entrenamiento psicológico en deportistas y entrenadores ayuda a mejorar la recuperación después de una lesión deportiva.

Como afrontar la situación

Por desgracia no es raro que un deportista (hablamos siempre de profesionales o aficionados) se plantea un objetivo y, pocas semanas antes de conseguirlo (un partido importante, batir una marca…) sufre una lesión que lo obliga a dejar de entrenar.

Si la lesión es leve, la recuperación física normalmente será suficiente para volver en poco tiempo a practicar ejercicio al mismo nivel competitivo. Sin embargo, en una lesión moderada o grave, además del componente físico y el aumento considerable del tiempo de recuperación, existe un potente componente de frustración psicológica, así como otras sensaciones negativas, como miedo, incertidumbre, ansiedad, etc.

Volver a practicar deporte sin haber solucionado todos los problemas de la lesión (ya sean físicos o secuelas psicológicas) provocan ansiedad y frustración en los deportistas. Esto provoca una actitud negativa durante la recuperación y disminuye el éxito del tratamiento.

Recuperación a nivel físico y mental

Por lo tanto, lo ideal será prestar un fuerte apoyo psicológico, mediante un tratamiento realizado por un equipo de profesionales, donde es interesante que cada profesional así como el deportista hayan recibido formación sobre técnicas de afrontamiento para estar preparados antes de que se produzca la lesión.

Una vez más, la prevención es un arma muy valiosa. Dotar de herramientas al deportista lesionado como al profesional que lo atienda ayudará a optimizar la recuperación, tanto física como a nivel de fortaleza mental.

“Todos los que desafían a un gran fracaso, pueden obtener un gran éxito”

javier sola

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s