Estilo de vida sano y saludable

 

En este primer artículo que me dispongo a haceros disfrutar, os hablaré sobre un estilo de vida sano y saludable, y los beneficios que éste nos copmportará en el día a día.

 

 Cada día más personas se interesan por armonizar con el concepto “Estilo de vida saludable”, y para ubicarnos dentro de lo que esto significa, es oportuno echar un vistazo a algunas definiciones de salud.

 

“El logro del más alto nivel de bienestar físico y mental, social y de capacidad de funcionamiento que permiten los factores sociales en los que viven inmersos el individuo y la colectividad”.

 

“Salud es un estado físico y mental razonablemente libre de incomodidad y dolor, que permite a la persona en cuestión funcionar de forma eficiente por el mayor tiempo posible en el ambiente donde por elección está ubicado”.

 

La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no sólo la ausencia de afecciones o enfermedades”.

 

“La salud es una manera de vivir cada vez más autónoma, solidaria y gozosa”

 

En ninguna de estas definiciones se considera el aspecto “espiritual” como factor asociado a la salud, pero según pareciera que sí lo es, vamos a ver algunas observaciones que ayuden a reforzar esta idea.

¿Qué es espiritualidad?

Espiritualidad es la vía para encontrar significado, esperanza, alivio y paz interior en la vida. Muchas personas encuentran espiritualidad a través de la religión. Otras la encuentran a través de la música, el arte o de una conexión con la naturaleza. Otros la encuentran en sus valores y principios.

¿Cómo se relaciona la espiritualidad con la salud?

Nadie lo sabe con seguridad. Sin embargo, parece ser que el cuerpo, la mente y el espíritu están conectados. El estado de cualquiera de estos elementos parece afectar a los demás.
Algunas investigaciones muestran que, cosas como las creencias positivas, el alivio y la fuerza que da la religión, meditación, el rezo y otras actividades de carácter espiritual no religioso, pueden contribuir a la curación y a un sentimiento de bienestar. Mejorar nuestra salud espiritual puede que no nos cure una enfermedad, pero nos ayudará a sentirnos mejor, a prevenir algunos problemas de salud y también nos ayudará a afrontar la enfermedad.

Según las definiciones anteriores, un primer punto de vista describe el concepto de salud asociado al bienestar, lo que significa que la salud es en esencia bienestar, entendiendo por bienestar como vivir de manera digna y en uso de sus capacidades con la posibilidad de desarrollar esas potencialidades. En consecuencia, la salud no solo está en relación con la enfermedad.

Otro punto de vista está relacionado con proceso continuo de salud–enfermedad, concibiendo la salud a través de la definición de enfermedad o daño. Este proceso explica por qué los sistemas sanitarios han concentrado su actividad en la cura y atención de la enfermedad, como forma de encontrar la salud de las comunidades. En los últimos tiempos está actitud esta cambiando y se observa una reorientación de los servicios hacia la búsqueda de la salud.

En las teorías sobre la determinación social del proceso salud-enfermedad, lo social es más que un elemento dentro de la cadena causal de la enfermedad, es el eje del proceso. Por lo tanto la forma de vivir, la manera de enfermarse y morir, son diferentes según la pertenencia a los distintos grupos sociales; por lo tanto, dependen del devenir histórico y cotidianidad de las comunidades.

Para otras teorías, la salud es un fenómeno social porque es el producto de los esfuerzos de la sociedad para lograr el bienestar de todos sus miembros, de manera que cada individuo pueda desarrollar sus potencialidades y responder positivamente a los desafíos del medio obteniendo una vida digna.

¿Qué son los estilos de vida?

Los estilos de vida están determinados por la presencia de factores de riesgo y/o de factores protectores para el bienestar, por lo cual deben ser vistos como un proceso dinámico que no solo se compone de acciones o comportamientos individuales, sino también de acciones de naturaleza social.

De esta forma, podemos elaborar un listado de estilos de vida saludables o, comportamientos saludables o factores protectores de la calidad de vida, que al asumirlos responsablemente ayudan a prevenir desajustes biopsicosociales – espirituales y mantener el bienestar para generar calidad de vida, satisfacción de necesidades y desarrollo humano.

Entre algunos de estos factores protectores o estilos de vida saludables pueden mencionarse los siguientes:

-Tener sentido de vida, objetivos de vida y planes de acción.

-Mantener la autoestima, el sentido de pertenencia y la identidad.

-Mantener la autodecisión, la autogestión y el deseo de aprender.

-Brindar afecto y mantener la integración social y familiar.

-Tener satisfacción con la vida. Promover la convivencia, solidaridad, tolerancia y negociación.

-Capacidad de autocuidado.

-Vida saludable y control de factores de riesgo como obesidad, vida sedentaria, tabaquismo, alcoholismo, abuso de medicamentos, estrés, y algunas patologías como hipertensión y diabetes.

-Ocupación de tiempo libre y disfrute del ocio. Comunicación y participación a nivel familiar y social.

-Accesibilidad a programas de bienestar, salud, educación, culturales, y recreativos, entre otros.

-Solvencia económica.

La estrategia para desarrollar estos estilos de vida saludables es en un solo término el compromiso individual y social, asumiendo que sólo así se satisfacen necesidades fundamentales, se mejora la calidad de vida y se alcanza el desarrollo humano en términos de la dignidad de la persona.

Aquí os dejo un esquema práctico y muy fácil de aplicar para empezar a tener una buena salud física y mental.

Es un programa muy sencillo que promueve el cambio de conductas y la adopción de hábitos saludables, que nos impulsa y permite apropiarnos del cuidado de nuestra salud con tan sólo 5 acciones que se pueden realizar en compañía de familia y amistades.

Objetivo General

Promover en la población la adopción de cinco hábitos fáciles de hacer para tener una vida más saludable.

Pasos por tu salud:

Actívate (Realiza alguna actividad física tan básica como caminar durante 45 minutos al día).

Toma agua (Bebe un mínimo de 8 vasos de agua al día).

Come verduras y frutas. (Reparte las hortalizas y frutas en 5 momentos al día.

Mídete (Aquí verás los cambios físicos al empezar a cuidar tu vida tanto física como psicologicamente trata de conseguir un balance positivo).

Comparte (Los amigos, familia… todos ellos son parte de nuestras vidas y personas con las cuales debemos compartir nuestras sensaciones diarias y mostrarles que un estilo de vida sano es fácil de conseguir).

Características del programa

Este programa está basado en evidencias científicas, es fácil de entender y posible de aplicar.

Metas

Éste es un programa gradual que te permite alcanzar las metas paulatinamente. Cada uno de los cinco pasos, tiene una meta específica que es lo mínimo recomendable por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el cuidado de tu salud.

 

Imagen

Los ganadores nunca renuncian y los inconstantes e inseguros nunca ganan.

Contacto: sborraspersonaltrainer@hotmail.com

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s